Abanderados de la Argentina Solidaria 2017

Julio Zarza

31 años Mundo Villa Mundo Villa | Comunicación inclusiva en las villas | Villas 21/24, 31, Soldati y otras
El proyecto
Julio lidera un proyecto de comunicación que integra a los jóvenes de diversas villas de la Ciudad de Buenos Aires. Publica un periódico y está armando un canal de TV en los que los habitantes de estos barrios pueden mostrar su realidad, sus valores y sus necesidades. En paralelo, Mundo Villa ofrece talleres de Periodismo, Teatro, Fútbol, Cine y Guitarra para los jóvenes. Con estas iniciativas, busca que sus vecinos incorporen herramientas para vincularse como iguales ante el resto de la sociedad .
Qué está logrando
Julio devuelve la dignidad robada a los habitantes de las villas y transforma su modo de proyectar la vida. A su vez, rompe el prejuicio de que todos los que allí habitan son criminales o violentos. Más de 250 chicos y jóvenes participan de las propuestas de Mundo Villa. En los talleres encuentran un espacio de expresión y respeto, en el que muchos han descubierto su propia vocación (algo que nunca se hubieran permitido siquiera soñar). Otros jóvenes, además, se comprometen como corresponsales del periódico en su propio barrio e, incluso, como canillitas .
El dato
Julio, que creció en la villa 21 de Barracas, sabe que muchos vecinos son hombres de bien, luchadores de la vida. Su misión es mostrarles que alguien cree en ellos, que vale la pena seguir tratando de mejorar la realidad. “Si uno no les lleva una esperanza, no les dice que hay que seguir luchando y soñando con un futuro mejor, estamos en graves problemas” .
Su mirada
Julio trata de que los vecinos de estos barrios no se sientan menos que el resto: “Quiero mostrar los valores increíbles que hay en una villa, como la solidaridad, el compartir, el dar una mano al vecino, el empuje. Valores que muchos argentinos desconocen” .

Ayudá a este abanderado

http://www.mundovilla.com/ | julio@mundovilla.com | 4343-0136

Ahora, las villas tienen voz

Julio Zarza creó un espacio de expresión para los chicos de las villas de emergencia de la Ciudad de Buenos Aires.

El Proyecto

 

La marginalidad puede generar un contexto en el que la falta de oportunidades, las drogas y la delincuencia como método para sobrevivir forman un círculo perverso del que difícilmente se sale. A través de Mundo Villa Julio Zarza logró romper el círculo vicioso y crear oportunidades de desarrollo para cientos de chicos y chicas. Además logró rescatar la variedad de valores humanos y las historias heroicas que también se viven en la marginalidad.

 

“Queremos mostrar que no todos los que habitan en las villas son delincuentes, narcotraficantes o asesinos. En estos lugares hay un valor cultural inmenso y de solidaridad que muchos argentinos desconocen”, anuncia Julio, que se dedicó a formar esta original iniciativa luego de vencer su propia lucha contra las drogas.

 

Así, a través del periódico Mundo Villa, jóvenes, madres y dirigentes de estos barrios tienen su propia voz, y pueden expresarse sobre la necesidad de mejorar las condiciones de vida en sus barrios. En Mundo Villa también se dan talleres de Periodismo, Teatro, Fútbol, Cine, Fotografía, Guitarra, Danza para jóvenes de las villas 21/24, 31, Rodrigo Bueno y Soldati, entre otras. Julio y su equipo de voluntarios están armando con los chicos de la villa 31 un canal de televisión comunitario para que los vecinos puedan mostrar su realidad y su arte, no sólo a los propios vecinos del barrio de Retiro, sino también a todo el país, a través de www.mundovilla.com.

 


De esta manera, los medios de comunicación y las artes se convierten en una poderosa herramienta de expresión e inclusión para los que no tienen voz. “Hay mucho prejuicio tanto de la gente que mira con ojos negativos a los barrios humildes, como de nuestros propios vecinos, que muchas veces se sienten inferiores”, reflexiona Julio.

 

Hay 250 jóvenes de todas las villas de Buenos Aires participando en las distintas propuestas, concurriendo a los talleres, siendo corresponsales del diario y el canal o siendo canillitas. Además del equipo de Julio, hay 15 voluntarios de diferentes universidades que colaboran en los talleres, en la corrección del diario y la confección del portal web.

 


Los sueños de Julio para Mundo Villa no tienen límites. Quiere que el periódico llegue a todas las villas del país, conseguir su propio estudio para Mundo Villa TV y tener los recursos para mostrar las realidades de todas las villas del país. En Mundo Villa también sueñan con mejorar las escuelas de cine y teatro que tienen en la Villa 21 de Barracas.

 


La organización trabaja en conjunto con las ONG SOS Discriminación Internacional y Fraternidad del Sur, el Ministerio de Desarrollo Social, la Secretaría de Cultura de la Nación y la colaboración de los sacerdotes de las villas, como el Padre Pepe Di Paola.
Tanto Mundo Villa TV como el diario se sostienen prácticamente a pulmón, o gracias a pautas publicitarias que alcanzan para la publicación. Los talleres son parcialmente apoyados por organismos estatales.

 

Cómo nace


Fue su propia historia de superación, cuenta Julio, lo que lo inspiró para hacer una iniciativa que ayude a otros a superarse. Nacido prematuro de seis meses, Julio fue llevado en una incubadora de ternero al Hospital Argerich, adonde le salvaron la vida.

 


Si bien Julio afirma haber tenido una infancia feliz, de grande cayó en el infierno que afecta a muchos chicos sin recursos, las drogas. Un drama del que pudo salir gracias a su propia fuerza de voluntad y la guía de personas clave. “Yo vivía muy resentido con la vida. Y la verdad es que cuando me pude sacar el resentimiento me di cuenta que es un cáncer. Me dije basta de excusas. Que la decisión de estar bien dependía de mí. Ahí decidí internarme por adicciones y cambiar mi vida”, cuenta Julio. Hoy, necesita dar a todos los jóvenes posibles el mensaje de que se puede salir, de que se puede tener una buena vida, de que hay esperanza.

 

Quién es


Julio Zarza tiene 31 años, nació en Zárate, vivió toda su vida en la Villa 21 de Barracas y tiene un historial de superar dificultades. Superó su nacimiento prematuro. Superó el infierno de los drogas, una lucha que lo inspiró a crear Mundo Villa. Trabaja en voluntariado y acción social desde los 21.

 

Hoy Julio vive en San Telmo y aunque tiene otro trabajo para vivir, dedica todo el tiempo libre que puede a Mundo Villa. Además, los sábados da clases de teatro basadas en sus propios estudios de actuación en la Villa 21.


Su huella


El trabajo de Mundo Villa beneficia a 250 chicos y jóvenes de todas las villas de la ciudad de Buenos Aires, a través de talleres y de la realización de un diario y un canal de televisión. Estas actividades llevaron a muchos a descubrir su vocación.

 

El riesgo de no hacer nada ante esta gente es enorme. Alguien tiene que creer en ellos y darles la posibilidad de ser escuchados, de decirles que tienen mucho que transmitir y que lo merecen, como cualquier ciudadano.


El trabajo de Mundo Villa significa algo tan simple como un espacio para que las villas expresen sus deseos y necesidades. Y a que también aprendan a salir adelante a través de la comunicación y el arte. “El riesgo de no hacer nada ante esta gente es enorme. Si uno no les lleva una esperanza, estamos en graves problemas. Alguien tiene que creer en ellos y darles la posibilidad de ser escuchados, de decirles que tienen mucho que transmitir y que lo merecen, como cualquier ciudadano”, afirma. 


Convertite en Escolta de Julio: compartí su historia en las redes sociales