Abanderados de la Argentina Solidaria 2017

Alejandro Deane

59 años Fundación Siwok Fundación SIWOK | Acceso al agua y desarrollo comunitario | Salta
El proyecto
Alejandro fundó SIWOK para trabajar con los pueblos originarios del Chaco Salteño. Mediante perforaciones hechas por ellos mismos, los pueblos wichís logran proveer de agua a sus comunidades, para así sembrar y generar alimento en un clima hostil. SIWOK promueve la agricultura familiar mediante sistemas de uso eficiente del agua y además otorga herramientas clave, como semillas de buena calidad y mangueras de goteo.
Qué está logrando
La Fundación opera en tres regiones: el Pilcomayo, donde más de 100 familias siembran cultivos de verano con este sistema; la Ruta 81, donde sembraron 96 familias en la última campaña 2014-2015; y en la Ruta Provincial 56, donde hay ahora 18 invernaderos que producen tomate.
El dato
Más del 50% de los niños (de 0 a 5 años) de las comunidades con las que trabaja SIWOK está en riesgo nutricional. Para contrarrestar esta realidad, SIWOK promueve la producción de alimento. Cuentan con una red de maestros Wichí, conectados por teléfono celular, para capacitar a las comunidades sobre el acceso al agua mediante perforaciones y su uso para el cultivo.
Su mirada
“Hay mucho que me motiva: La necesidad de la gente, la idea de que se debe usar los talentos que se le han dado a cada uno para producir más talentos, la responsabilidad que surge de haber tenido una educación privilegiada… Ahora siento que puedo afectar a la realidad de esta gente olvidada, dando el ejemplo de trabajos concretos para que las autoridades le den mayor escala e inviertan bien los recursos.”

Ayudá a este abanderado

http://www.fundacionsiwok.org/ https://www.facebook.com/fundacion.siwok fundacion.siwok@gmail.com

Un proyecto que empodera a los pueblos originarios

Alejandro Deane generó una red de capacitadores wichis que desarrolla la agricultura familiar y brinda acceso al agua en el Chaco salteño.

El proyecto
La Fundación Siwok trabaja con las comunidades de cazadores y recolectores de los pueblos originarios que habitan el Chaco salteño. El objetivo es mejorarles el acceso al agua y luego apoyarlos para que siembren y así puedan alimentarse y generar ingresos.
Una de las particularidades de la iniciativa es que todos los capacitadores y maestros son wichi. A través de teléfonos celulares, generan una red que propaga la agricultura familiar en las comunidades de la costa del Pilcomayo, la Ruta Provincial 56 y la Ruta Nacional 8.
En un contexto de alta desnutrición y mortandad, trabajan en conjunto con las familias para que sean ellos quienes realicen sus propios pozos. De esta manera, acceden al riego por goteo y a la siembra de semillas culturalmente aceptadas, como el maíz, el anco, el zapallo y los porotos, entre otros.

Cómo nace
Muchos le decían a Alejandro Deane que era imposible generar un proyecto agrícola con pueblos recolectores y cazadores. Él, sin embargo, creía en la propuesta y comenzó trabajando ad honorem hasta que, en 2008, la organización dio sus primeros pasos. Con el apoyo de compañeros de la facultad de ingeniería y la Iglesia de Irlanda, la Fundación Siwok se afianzó en un camino que en realidad había comenzado mucho antes.

Quién es
Era 1979 cuando Alejandro, que hoy tiene 59 años, comenzó a trabajar con las comunidades locales. “Me mueve la necesidad de la gente, la idea de usar los talentos que a uno le han dado para producir más talentos”, reflexiona. Hiperactivo y trabajador, en estos años se involucró en temas de salud, educación, deportes, cultura y desarrollo económico.
“El 50 por ciento de los chicos están en peligro nutricional y hay poco acceso a la educación”, explica Alejandro sobre la situación. Para trabajar con esta realidad tan dura, la Fundación Siwok aporta un compromiso y un vínculo que derriba las barreras culturales. “Nuestro fuerte es tener una red de capacitadores wichi que hacen la transferencia de los conocimientos”, evidencia.
Después de tantos años de trabajo, Alejandro consolidó un método concreto. “Ahora siento que puedo impactar en la realidad de esta gente olvidada”, dice.

Su huella
“El proyecto le da las familias las herramientas para producir el alimento propio en un clima muy hostil”, agrega Alejandro, conmovido también por la solidaridad de las familias. “Los integrantes de la comunidad primero consumen, luego regalan, y, por último, venden”, relata. 
La Fundación Siwok hoy está en pleno crecimiento en Salta y en Formosa. En la zona de Pilcomayo, más de 100 familias siembran cultivos de verano con el sistema que propone la organización. En la zona de la Ruta 8, en tanto, otras 96 familias sembraron en esta última campaña y, en la Ruta Provincial 56, hay ahora 18 invernaderos produciendo tomate. “Lo que imagino para el futuro es una red de capacitadores haciendo explotar de verde y comida el Chaco seco”, concluye.
 

Warning: array_push() expects parameter 1 to be array, boolean given in /home/production/public_html/core/classes/Cache.php on line 72